Cuidado con los mensajes de "Felices fiestas"

Se trata de una costumbre muy arraigada en la mayoría de nosotros. ¿Es realmente una práctica beneficiosa para nuestra empresa?

Marketing Digital Por: Jeremías G. Ruiz 21 de diciembre de 2016
email marketing
E-mail marketing o SPAM

Cuidado, llegan las fiestas y con ellas una oleada de correos comerciales de buenos deseos y felicidad para todos. Es una costumbre muy arraigada en nuestra cultura, pero ¿realmente es un beneficio para nuestra empresa?

Costumbre
La idea principal de enviar un mensaje deseando felicidades, es la de mantener un estrecho contacto con el cliente, afianzar las relaciones y "decirle" que estamos pensando en él durante estas fechas tan especiales. El objetivo puede ser correcto, pero para lograrlo hay que tomarse el tiempo suficiente para hacerlo bien.

¿Quién no se da cuenta?
Cuando recibimos un e-mail de felicidades con una linda tarjeta navideña o un mensaje donde una empresa nos cuenta lo mucho que nos quiere. ¿Realmente que pensamos?

Personalmente estos mensajes me hacen sentir un poco molesto por una sencilla razón, el envío masivo. ¿Quién no se da cuenta que el mensaje va dirigido a una interminable lista de correos donde nosotros somos "alguien más"?.
La estrategia común es crear una lista de correo con todos los clientes a los cuales dirigir el mensaje, y pegar un texto o tarjeta en el cuerpo del correo, listo, presionamos "enviar" y cliente feliz... ¿feliz?

¿Como te sientes?
Ninguno de los mensajes de este tipo que recibo en mi casilla de e-mail me hacen sentir como un cliente querido, al contrario, pienso en buscar la opción de desuscribirme, o en su defecto de enviarlo a SPAM.

Considero entonces que no tiene sentido enviar un mensaje estándar a cientos o miles de destinatarios si no podemos diferenciar a cada uno, y sobre todo, si no podemos cumplir con el objetivo de mejorar la relación cliente-empresa. Recuerda, el objetivo es afianzar las relaciones con el cliente, no molestarlo.

Las grandes lo hacen
Es cierto, las grandes corporaciones lo hacen, pero la estrategia es distinta. Piensa en un gigante como Coca-Cola, generalmente no recibirás nada de esa empresa que no esté enmarcado en algún tipo de campaña de marketing (Recuerdas el llamado a Papa Noel?).

Los beneficios de realizar este tipo de acciones de E-mail Marketing son dudosas, y en mi opción, contraproducentes.

¿Qué opinas tú?

Te puede interesar