Entrevista a un “Copypaster”: confesiones de un comunicador sin voz

Crear su propio contenido resultó mucho más beneficioso que replicar el de los grandes multimedios. Confesó todo en esta nota.

Periodismo digital Por: Carlos Mondino 03 de enero de 2017
exhibitionnow (1)

Esta es la historia de un periodista que buscaba la viralidad de sus publicaciones a través del impacto, intentando posicionar su portal de noticias utilizando los mismos recursos que  aplicaban los grandes medios de comunicación.

Era un “Copypaster”. Una especie de comunicador que copia artículos y noticias que ya circulan en la web y los adapta a su medio (citando a la fuente por supuesto) para expresar sus ideas o dar a conocer hechos.

Este “Copypaster” realizaba una tarea titánica. Debía estar atento a cada publicación que realizaban otros medios para poder copiar sus textos, modificar levemente el título, la bajada, reordenar los párrafos del contenido y publicarlos al instante en su propio portal.

Manejaba todas las herramientas necesarias para potenciar su sitio. Plataformas de diseño, tratamiento de imágenes, edición de videos y conocía además casi todos los secretos de las redes sociales. Su mayor fuerte era la creación de titulares que generaban curiosidad en las audiencias.

Así y todo no lograba posicionar a su portal de noticias y el nivel de visitas que obtenía no satisfacía sus expectativas en relación al esfuerzo que aplicaba en su trabajo y al volumen de noticias que publicaba por día. Comenzó a investigar cuáles podían ser las causas que no le permitían obtener éxito y presencia en la web.

- ¿Cuáles eran los principales problemas de tu modo de trabajar?

- Como “Copypaster” debía estar muchas horas frente al ordenador buscando noticias de alto impacto para replicarlas antes que otros medios como el mío y así lograr atraer seguidores hacia mi portal de noticias.

Eran contadas las ocasiones en las que publicaba contenido propio ya que no contaba con los recursos necesarios para viajar a cubrir hechos importantes o para redactar artículos, ya que la compilación de noticias ocupaba la mayor parte de mi tiempo.

-  ¿Lograbas el nivel de visitas necesario para cubrir la cuota de tu servidor y obtener ingresos publicitarios?

- Sinceramente no, o en muy escasas ocasiones. Debía competir con un sinnúmero de portales de noticias que realizaban este tipo de tarea.

El comportamiento de mi audiencias era estático, casi todos los meses obtenía una cantidad similar de visitas. Como si hubiese llegado a un techo.

Esto me impedía lograr una audiencia que hiciera posible que los anunciantes confíen en mi producto para publicitar.

- ¿Lograste superar estos obstáculos? ¿Qué estrategias utilizaste?

- Estoy radicado en una ciudad de unos 150 mil habitantes. Un día ocurrió un hecho muy importante que por cuestiones de la casualidad estuve ahí para cubrir.

Tenía mi celular conmigo, por lo que pude tomar fotografías, filmar videos de los hechos y entrevistar a los testigos.

Cuando procesé el material y lo publiqué en mi portal de noticias, obtuve con esa sola publicación las visitas que obtenía en un mes con todas las réplicas de noticias nacionales e internacionales.

Ahí fue que comprendí como debía trabajar. Esa publicación poseía contenido único, de primera mano. De impacto regional o local, sí, pero de calidad y de interes para el público al que verdaderamente conocía, con el que me había criado y que tenía los mismos intereses que yo.

- ¿Cómo comenzaste a trabajar a partir de ese momento?

- Investigué sobre Periodismo Hiperlocal, y sobre medios que apuntaban a comunidades específicas o pequeñas.

Comprendí que no tenía infraestructura ni recursos humanos para ser como un sitios de noticias de las grandes ciudades, pero si para ser un gran portal de noticias para mi ciudad.

Tenía los conocimientos, las herramientas y la plataforma adecuada para publicar mis noticias. Comencé a producir noticias propias, de contenido único y de interés para la comunidad de mi cuidad y de la región.

Observé que las analíticas de mi sitio no reflejaban un incremento en el número de visitas, pero mantuve la cantidad sin necesidad de estar sentado frente al ordenador todo el día en busca de la primicia.

Y al estar en contacto con la gente, y preguntarles sobre sus intereses o inquietudes, surgió el apoyo al proyecto periodístico y comenzaron a aparecer las publicidades que me permiten trabajar de los que sé y de lo que me gusta para ayudar a mi comunidad.

Logré ser un gran medio de comunicación, para las personas que me rodean y a las que certeramente puedo ayudar desde mi lugar en la sociedad.

- ¿Volverías a ser un “Copypaster”?

- No. Ya no soy uno de ellos, pero veo como muchos toman mi trabajo para replicarlos en sus portales. No me molesta, es señal de que estoy trabajando bien. Ahora yo tengo mi propia voz, mis propias ideas, y tengo mucho para contar.