Blog De Medios Blog de Medios

Diferenciar estudios observacionales de ensayos controlados

Uno se basa en observaciones, el otro en ensayos controlados aleatorios que generalmente son más fiables y precisos. Cómo afectan la responsabilidad informativa

Periodismo digital 08 de junio de 2022 Matias Beltramino Matias Beltramino
COMPROMETERSE CON LA COMUNIDAD PARA INFORMAR DE FORMA CONFIABLE
Diferencias entre un estudio observacional y un ensayo controlado.

El método científico es lo más fiable con el que contamos para confirmar o refutar hipótesis. También para poder formular nuevas preguntas que posibiliten seguir conociendo. Este método, además, establece unos modos de formular esas preguntas que nos ayudan a conocer, y las estrategias para encontrar la verdad.

Los titulares de los artículos periodísticos no son verdades establecidas científicamente, por eso conviene prestar especial cuidado cuando planteamos uno de ellos. Los usuarios, al leer nuestros artículos los toman por ciertos, si es que nuestra reputación informativa acompaña. 

Cuando los artículos llevan titulares que derivan de simples estudios observacionales, muchas veces sacados de contexto, se pueden generar consecuencias que no siempre son las deseadas... Y las personas ya tienen demasiados problemas como para que los medios de comunicación invadan su vida con titulares que puedan alarmarles.

Las más de las veces, este tipo de titulares a los que hacemos mención son la respuesta a una pregunta de investigación formulada por un "reciente estudio" que acaba de publicarse. Claro que no tiene nada de malo publicar este tipo de información, al contrario, bien hecho ayuda a promover el conocimiento entre los usuarios. 

El problema radica en cómo fue diseñado el estudio que condujo a dar respuesta a la pregunta de investigación del estudio en cuestión. El diseño de investigación que se llevó adelante para comprobar o refutar esa pregunta que luego se expresa como hipótesis de trabajo.  Por ejemplo, cuáles fueron los pasos que se llevaron adelante para señalar que: "hacer crucigramas estimula el cerebro y la mente".

Habitualmente, los resultados de las investigaciones que vemos publicadas en los medios de comunicación derivan de simples estudios observacionales que, si bien cuentan con rigor científico, para determinados temas no basta con mirar algunos casos, controlar las variables que se les aplicaron para estudiarlos y establecer cohortes para comparar dos o más grupos a los que se les aplicaron las variables en cuestión.

Limitaciones de los estudios observacionales

Cuando realizamos estudios observacionales, confiamos plenamente en las respuestas que arroja la muestra que estudiamos, en el caso anterior sería un grupo de personas que realizan crucigramas y otro grupo que no realiza crucigramas. En investigaciones de este tipo, el control de variables y, por consiguiente, el margen de error, es muy bajo y complejo; descansamos y confiamos en que lo que nos dicen es verdad. 

Hay aquí sesgos que no podemos controlar, las personas pueden exagerar sus respuestas, ser imprecisos o directamente no recordar; todo esto le da menor rigor científico al estudio. Por lo tanto, difundir en un medio de comunicación un artículo con un titular que parte de una verdad a medias como puede ser una investigación de este tipo debería ser visto como una práctica poco válida. Los usuarios puede que modifiquen hábitos a partir de confiar en lo que el artículo les indica y, al no notar cambios en su vida, sentirse engañados por el medio que difundió la noticia.

Qué es un estudio controlado. Ventajas

Para simplificar la explicación podríamos decir que los estudios controlados son aquellos en los que el investigador modifica elementos de la vida de las personas que estudia

Las investigaciones controladas son muy utilizadas en estudios medicinales para validar el impacto de un nuevo tratamiento o medicamento. Lo que se conoce como ensayo clínico, habitualmente asociado a tratamientos para la presión arterial, depresión, diabetes, etc.

Por oposición a los estudios observacionales, los estudios o ensayos controlados cuentan con mayor rigor científico y un control preciso de las variables implicadas. Para graficar cómo se desarrollan pensemos en que un grupo de investigadores selecciona una muestra de diez hombres y mujeres que sufren de diabetes y a cinco de ellos se les da el nuevo medicamento que regula los niveles de insulina en el cuerpo y a los otros cinco se les da un placebo con las mismas características que el medicamento original, solo que sin la medicina que se busca estudiar.

Al cabo de dos años, se mide el impacto producido en esta población de estudio para conocer los efectos del nuevo medicamento, tanto en hombres como en mujeres.

Informar en un medio de comunicación usando como fuente un estudio controlado no es lo mismo que hacerlo mediante los resultados de un estudio observacional, queda más que claro con solo comparar los ejemplos de cada caso. 

No olvides que el compromiso de tu medio con el público no es solo la mejor inversión, es prácticamente una garantía para el crecimiento de tu espacio de comunicación.

COMPROMETERSE CON LA COMUNIDAD PARA INFORMAR DE FORMA CONFIABLEUn medio comprometido con la comunidad inspira confianza

Responsabilidad informativa

Investigadores de la Universidad de Hardvard señalan que los medios de comunicación son más propensos a divulgar información basada en estudios observacionales que aquellas investigaciones provenientes de ensayos controlados aleatorios bien diseñados. Caso contrario ocurre con las revistas científicas que si centran sus publicaciones en estos últimos.

Y como dato que agrava la situación, los medios de Estados Unidos prefieren los estudios aleatorios de menor calidad para incluir en sus publicaciones. Casi siempre, investigaciones médicas con una metodología de estudio débil.

Sumado a ello, los titulares de los artículos tergiversan la información sugiriendo relaciones de causa y efecto en las investigaciones, cosa que luego no se comprueba en cuerpo del artículo. Esto se debe a que, para otorgarles mayor rigor científico presenten la noticia como si fuese fruto de un estudio correlacional causal, cuando en verdad surge de un simple estudio observacional.

Por eso, al leer un estudio que nos resulte interesante para incluir en algunos de nuestros artículos, siempre conviene mantener un alto grado de descreimiento y buscar evidenciar en dicha investigación las correlaciones o causalidades entre lo que se busca demostrar. Procura también que la fuente sea confiable y que cuente con rigor científico y credibilidad.

Más para ti ⚠

Lo más visitado 🔝

Recibe las novedades en tu correo

Enviamos una vez a la semana con los nuevos artículos